Los sensores inductivos ultraminiatura evitan daños a componentes frágiles durante la producción automatizada de equipos electrónicos