Los nuevos sensores inteligentes inductivos Full-Inox soportan entornos extremos a la vez que se reduce la complejidad y el costo.