Los sensores fotoeléctricos compactos de modo dual ahorran espacio y reducen costos en equipos de desinfección de manos sin contacto.